GEORGE HARRISON

1970George Harrison edita My sweet lord

Versionada más tarde por U2 o Billy Preston es una de las canciones del triple álbum "All Things Must Pass".
Fue considerada como el primer himno religioso y llegó al puesto número uno tanto en Estados Unidos como en Inglaterra. Despues Bright Tunes (compañía de Nueva York) , lo demandaba por plagio musical. Durante el juicio, los expertos musicales intentaron explicar que la melodía de My Sweet Lord era muy similar a la de He's So Fine de Te Chiffons compuesta por Ronnie Mack. Fue multado por plagio inconsciente pero siguió arrasando con ese estupendo trabajo.