HELEN FOLSADE ADU SADE

El 16 de enero de 1959 nació en Ibadan, Nigeria, una niña a la que pusieron Helen, hija de padre africano y madre  inglesa

El matrimonio interracial no funcionó por lo que madre e hija iniciaron una nueva vida en un barrio del norte de Londres. Esa niña, ya adolescente, comenzó a estudiar diseño de ropa y, mientras, iba empapándose de la música que sonaba a su alrededor: Nina Simone, Ray Charles, Billie Holliday, Aretha Franklin, Al Green… en fin las voces más personales de la música negra.
La música pesaba mucho en la personalidad de esa joven aspirante a diseñadora. Así que comenzó a compaginar los estudios con su participación como vocalista en una banda de funk latino llamada “Arriva” para, más aelante, dar el salto a otro grupo mayor en el que conocería a los que llegarían a ser los músicos de su propia banda. Había demasiados líderes en ese grupo, por lo que acabó desmembrándose para dar lugar a otros grupos más pequeños. La cantante de uno de esos grupos que se presentaba ya como Sade no era otra que Helen Folsade Adu que había tomado sunombre artístico del apellido materno y que ya comenzaba a ser cortejada por las discográficas.
Finalmente fue Epic la que logró el contrato imponiendo el nombre, la imagen y la personalidad de la hermosa mulata por encima del resto de la banda. La formula funcionó y Sade, a secas, ganó un disco de platino ya con su primer álbum.
Con el segundo de sus discos Sade consiguió instalarse seis meses en las listas de los Estados Unidos, donde las radioe recuperaron para la emisión algunas de las canciones de su álbum de debut. La carrera de Sade ya era imparable y ganó en 1986 el Grammy a la artista revelación. A partir de entonces, y no sin algún altibajo en su carrera, la original vocalista logró instalarse entre las estrellas internacionales de la música.
El estilo de Sade, una especie de soul domésticado, agradable para una gran parte del público, se hizo indispensable en todas las discotecas de finales de los ochenta y los primeros noventa. Sin embargo ese sonido tenía una evolución difícil, por lo que, poco a poco,la estrella de Sade fue decayendo hasta que en la siguiente década un álbum en directo y un recopilatorio volvieron a darle brillo.