MICHAEL JACKSON

En 1988, y en todo un alarde de poder, se empieza a construir‘Neverland’ la mansión de Michael Jackson.

Entre otras excentricidades, el cantante hizo construir en ella un parque de atracciones. Michael Jackson cumplió así uno de sus sueños infantiles. Un rancho de 1134 hectáreas, unos 2800 acres, o bien algo así como 11 km cuadrados. Un rancho al que sus antiguos dueños lo llamaron “Ranch Sycamore” y que había sido una fábrica y un almacén.