KISS

Ayer, la policía de Los Ángeles allanó la mansión de Genne Simmons, uno de los líderes de Kiss, por haber sido acusado de coleccionar pornografía infantil.


Aunque, según las autoridades, ningún integrante de la familia es sospechoso, se cree que el año pasado podría haber sucedido en esa propiedad un caso de pornografía infantil, mientras el músico se encontraba en gira.

Shannon, la esposa de Simmons, escribió vía Twitter: "No podemos estar más espantados de que alguien haya usado nuestra residencia para semejantes crímenes atroces. Los cuerpos de seguridad están investigando".