BOBBY MC FERRIN

Un  dia  como  hoy  24-9-1988 llega  al puesto N1 del  Billboard  Don´T  worry  be  happy

Si algo caracteriza a esta canción, es el hecho de que no interviene en ella ningún instrumento, porque todo lo que suena procede -silbidos, voces y percusiones- procede del cuerpo humano.


El autor e intérprete de la misma era Bobby McFerrin, el hijo de una cantante de ópera que optó por el jazz y, dentro del género, por un estilo arriesgado e innovador que, afortunadamente, le dio un sitio en el espacio reservado a los triunfadores.Bobby, que había estudiado piano clásico, debutó como cantante en 1997. Su participación en el Festival de Jazz que organiza la revista Play Boy en 1980 le valió un contrato con una discográfica y un triunfo rotundo con su segundo álbum, “La voz”.
Bobby llamó la atención de Bill Cosby que le llevó a su show televisivo y le convirtió, de la noche a la mañana, en estrella. Después llegarían las giras por todo el mundo, en las que asombró a todos con su manejo del “scat” y, especialmente, con su habilidad para modular su voz percutiendo sobre su caja torácica.
Después del éxito de “Don’t worry, be happy”, que permaneció dos semanas en lo más alto de la lista de Billboard, fue reclamado para colaborar con el chelista Yo-Yo Ma o con el pianista Chick Corea.
Colaboró también con la orquesta de cámara de Saint Paul o con los Yellowjacket. Ahora alterna las grabaciones con sus presentaciones en pequeños clubes de jazz.
Pero, sin duda, su canción ha sido ésta que ha visto confirmada su popularidad con su uso para campañas publicitarias de todos los productos imaginables.