JONNY LANG

Jonny Lang, el “niño prodigio” del blues nació en Minneapolis el 29 de enero de 1981. Con una voz sorprendente para sus pocos años, un no menos sorprendente dominio de la guitarra, su desgarrada forma de interpretar y sus dotes para la composición, no es de extrañar que “Lie to me”, su primer disco en una gran compañía, grabado a los 17 años, ocupase durante casi dos años los primeros puestos de las listas de ventas de blues en los Estados Unidos.


Jonny, con su cara aniñada y un rostro más cercano a la dulzura femenina de lo que cabría esperar de su voz, grabó su primer disco, “Smokin’”, a los catorce años, bajo el sobrenombre de “Kid (niño) Jonny Lang”, y ya como líder de la “Big Bang” la banda con la que había comenzado a tocar a los doce.
Jonny asistía a un concierto de la que entonces se llamaba “Big Medicine Blues Band”, cuando alguien le invitó a subir al escenario y, claro, ya nada fue igual: en menos de dos años “el rubito” era ya el líder de la banda que tuvo que cambiar de nombre.
El disco que grabó con la Big Bang, “Smokin’”, se convirtió en todo un éxito local y fue la llave que le abrió el camino para lanzarse al mercado “adulto” de la mano de una gran compañía, la A & M records, que le fichó con poco menos de 16 años.
Jonny Lang que contó para su primer disco en A&M con medios dignos de una estrella tuvo la valentía de escoger para él un repertorio clásico que le sometía a la comparación con las grandes voces.