THE POLICE

Parece que fue ayer, pero han pasado ya unos cuantos años. Una banda nueva olera de nombre rotundo, The Police, se hizo con los servicios de un bajista, nacido como sus compañeros en los cincuenta, que tenía lo que hacía falta para triunfar en la música en el efervescente final de los 70: buena imagen, buena voz y buenas ideas musicales.


El bajista, que acabaría haciéndose con las riendas de la banda, tenía el apodo de “Sting”, agujón, a causa de sus camisetas a rayas negras y amarillas. Pero tenía también las ideas muy claras de cómo quería que sonase el grupo: a caballo entre el reggae y el jazz.
Después de un serio rodaje por los locales de moda les llegó la hora de entrar en los estudios de grabación.
Sacaron un primer sencillo con una compañía independiente que funcionó tan bien como para que les reclamase una de las grandes, A&M, para grabar todo un álbum.
El 13 de enero de 1978 entraron en los estudios para grabar la colección de canciones que compondrían su primer álbum, “Outlandos d’amour”.
Entre ellas estaba su famoso “Roxanne”. El álbum no salió a la venta hasta noviembre y el primer sencillo, que fue Roxanne”, tardó un año en llegar al mercado.
Fue mucho tiempo, pero mereció la pena y le siguieron oros como “Can’t’ stand losing you” que también se convirtió en un éxito de la banda que acabaría disolviéndose en 1985.