GREASE

En principio, la obra estaba destinada a ser representada por un grupo de teatro aficionado de Chicago. Como suele pasar, el azar jugó una buena pasada en este caso cuando un productor de Broadway vio una de las funciones y decidió transformarla en un gran musical.



El arrollador éxito que obtuvo en los teatros terminó por convertirlo en un auténtico fenómeno social que marcó modas y estilos. Poco después, en 1978, se estrenó la película del mismo nombre, protagonizada por unos jovencísimos John Travolta y Olivia Newton-John. El éxito volvió a repetirse e incluso fue mayor. La banda sonora de la película, con canciones tan conocidas como You’re the one that I want o Grease, vendió más de 25 millones de copias en todo el mundo.