LISA STANFIELD

No tardó en convertirse en la típica niña prodigio televisiva que gana concursos cazatalentos con su arte. Como adolescente decidió no hacer el típico disco pop que se esperaba de la niña prodigio, se vistió a la última y se metió de lleno en “la movida” londinense. Trabó amistad con productores y DJs de la onda house – underground de finales de los 80, como Coldcut. Y en 1989 salió al mercado “People Hold On”.


Su éxito en pistas de toda Europa hizo que la compañía discográfica Arista se plantease que esta muchacha ya no era una “María Isabel” (con todos los respetos) ni un producto O.T. y pusiese a su disposición los mejores sonidos para su primer álbum como artista en solitario: “Affection”. En él había joyas como “All around the World” que todavía aparecen en todas las recopilaciones de temas de calidad. Más tarde, sus álbumes “Real Love”, “Lisa Stansfield”, o “Biography” tiñeron su carrera del mismo sonido blues con el que se crió.
Sin embargo, el tema que en seguida identificará siempre a Lisa seguirá siendo “All Around The World” En la letra, Lisa busca desesperadamente a su “baby” (cariño) por todo el mundo. Al ritmo de esa búsqueda incansable y planetaria iniciábamos los extraños y divertidos años 90. Un tema inolvidable.