TEARS FOR FEARS

El tema se incluía en el disco Songs from the big chair (1985), el segundo trabajo de Roland Orzabal y Curt Smith y con el que consiguieron que su éxito traspasase fronteras.

Concretamente, Everybody wants to rule the world fue quizás uno de sus singles más conocidos. Shout, otra de las canciones de ese mismo disco también alcanzó el nº 1.