JOHN LENNON

Era en realidad su anhelado permiso de residencia, por el que llevaba luchando cuatro años.

Ese mismo año decidió apartarse del ámbito musical, para dedicarse a su hijo Sean, que acababa de nacer. Cinco años después, en 1980, llegó Double fantasy.