GENE KELLY

Se llamaba Eugene Curran Kelly pero en la historia del cine ha quedado como Gene Kelly. Había nacido en Pittsburgh, Pensilvania, el 23 de agosto de 1912 y tuvo en su madre Harriet su maestra e impulsora. Harriet Kelly creó con sus cinco hijos, Gene, Jay, Louise, Jim y Fred, el grupo de baile “The five Kellys” que acabaría reduciéndose al dúo los “Kelly brothers”.



Aquel fue el mejor campo de pruebas para la técnica que, después, haría inolvidable al protagonista de “Cantando bajo la lluvia” y que demostró por primera vez en Broadway protagonizando el musical “Pal Joey”.
Gene fue sin duda el sucesor en la pantalla del inigualable Fred Astair y no llegó al cineasta 1942 en que fue contratado por la Metro para coprotagonizar con Judy Garland, “For me and my gal”. La película no tuvo mucho éxito, pero Gene consiguió un contrato con los estudios que le permitió protagonizar “Las modelos”, “Levando anclas”, “El pirata”, “Los tres mosqueteros” y “Un día en Nueva York” que codirigió con Stanley Donen.
En los cincuenta, este atleta del baile protagonizó obras maestras como “Un americano en París” o “Cantando bajo la lluvia”, además de “Brigadoon”, “Siempre hace buen tiempo” o “The girls”. Por todo ello, en 1951 fue merecedor de un oscar especial por su trabajo.
La estrella de Gen Kelly, que hizo en “Xanadú”, junto a Olivia Newton John.
El dos de febrero de 1996, con 83 años, su corazón capaz de mover sus prodigiosas piernas le falló para siempre en su casa de Beverly Hills.