PRINCE

El problema principal que surgió fue que Prince no estaba dispuesto a lanzarse completamente en las corrientes contemporáneas. En su lugar, entregó un disco en el que hacía acopio del sonido que le hizo famoso en el pasado y lleno de cameos.



“Rave”, estaba repleto de funk, de arranques pop, de devaneos hacia el hip hop y de un montón de baladas, con lo que se convirtió en todo un éxito en las listas de ventas.
Pero ese mismo año, en 1999 Warner lanza al mercado The vault…old friends 4 sale, un recopilatorio con canciones inéditas de Prince grabadas entre 1985 y 1994 y es que antes de la marcha de Prince de la discográfica Warner en 1996, este llegó a un acuerdo para que el sello editase una serie de grabaciones inéditas que constaban dentro de la colección privada del artista.
Warner sacó a la luz esta colección, bajo el inimaginable título de “The Vault: Old Friends 4 Sale”, el 24 de agosto de 1999.
Muchos entendieron el disco no como una edición oficial de temas legendarios de Prince, sino más bien como una colección de rarezas de corta duración (el disco no llega a los 40 minutos), grabadas entre 1985 y 1994.
Un disco que fue una oportunidad idónea para volver a la mejor época de un artista que revolucionó la música contemporánea.