THE BEATLES

John Lennon declaró en marzo de 1966 a una revista británica que The Beatles eran más famosos que Jesucristo. Un comentario un tanto irreflexivo al que en su momentó no se dio gran importancia, pero que cinco meses después cayó como una bomba en Estados Unidos.



En 1966 los Beatles, efectivamente, eran poco menos que dioses, pero eso no impidió que tal día como hoy multitud de radios norteamericanas vetasen sus canciones y muchos de sus conciertos fuesen cancelados. La polémica alcanzó tales proporciones que hasta el Vaticano presentó una protesta formal contra las palabras de Lennon. Los Fb four se vieron obligados a convocar una rueda de prensa el 11 de agosto en la que John Lennon pidió disculpas por sus declaraciones.