THE JACKSON FIVE


Los Jackson ofrecen su último concierto 1984


No sólo la chica era suya. Está claro que eso tan difícil de definir que marca la diferencia entre lo genial y lo mediocre también era de Michael.




Aquella máquina de hacer dólares que fueron los Jackson Five hacía tiempo que no existía.
Cuando dejaron la Motown dejaron el claustro materno en que se había gestado uno de los fenómenos de la música popular del siglo pasado.
La Tamla Motown no quiso actualizar la imagen de un grupo que había funcionado a las mil maravillas y acabó matando a la gallina de los huevos de oro: los hermanos Jackson acabaron por marcharse sin que el cambio les beneficiara tampoco.
Más que renqueantes, los hermanos, que pasaron a llamarse los Jackson a secas cuando dejaron la Motown, languidecieron y se desmembraron en la CBS hasta que, de fracaso en fracaso, llegaron al nueve de diciembre de 1984 en que eligieron la ciudad de Los Ángeles para dar su último concierto con Michael que ya tenía “Thriller” en el mercado, como invitado.