TRACY CHAPMAN

Nace Tracy Chapman

Nació el 30 de marzo de 1964 en un barrio de Cleveland, Ohio y ya desde muy pequeña empieza a tocar la guitarra e incluso a componer sus propias canciones. Pero será a partir de 1980, en su etapa universitaria cuando se toma en serio la música actuando en los pubs y cafés nocturnos de Harvard Square.
Su gran oportunidad llegaría ocho años después durante el concierto homenaje a Nelson Mandela. Ese mismo año debuta con al álbum “Tracy Chapman” el cual es reconocido con 4 premios Grammy entre los que se incluye el de mejor artista nueva. El tema “Fast Car” arrastraría al álbum a un rotundo éxito mundial con más de 10 millones de copias
vendidas.
Después llega “Crossroads” disco valorado positivamente por la crítica, que no gozará del mismo éxito que su predecesor quizá por ser un trabajo más politizado. Tras él vendría “Matters of Heart” con el que vuelven a estar de acuerdo críticos y público, recuperando así su estatus y convirtiéndose en una artista de culto.
Una nueva etapa se abría para Chapman cuando reaparece en 1995 con una colección de 11 canciones que superaba en críticas a todos los anteriores trabajos. Se tituló “New begining” y escondía en el single de presentación, “Give me a reason”, otro premio Grammy para su colección particular.
A estas alturas no necesitaba demostrar que su lugar estaba entre los más grandes del panorama musical internacional pues le avalaba un gran número de seguidores y unas fantásticas críticas en todo lo que hacía. De cualquier modo volvería a reafirmarse en el año 2000 con “Telling stories”, un disco más intimista.
Era el momento de recuperar en un solo disco las joyas que la carrera musical de Chapman había dejado en el camino con “Collection”.
A todas sus inquietudes hay que añadir además su faceta de co-productora a la que se lanzó en sus últimos trabajos “Let it rain” y “Where you live”.
Si contáramos esta historia de atrás hacia adelante diríamos que Tracy Chapman nace el 30 de marzo de 1964. Que se convirtiera en una de las cantautoras contemporáneas más significativas, era tan sólo cuestión de tiempo.