PRINCE Y SUS IDEAS DE INVERTIR EN ENERGIAS RENOVABLES

La inversión de Prince en "start-ups" de energías renovables

Antes de su muerte, Prince, considerado uno de los máximos exponentes de la música pop, hizo una inversión en el sector de las energías renovables, las mismas que ahora están en la mira del presidente Donald Trump.
Todo empezó en 2011 con una conversación entre Prince y su amigo Van Jones, un periodista y activista de los derechos humanos basado en California que trabaja en CNN y que además ejerció como asesor en temas de medio ambiente para el presidente Barack Obama.
"Él me preguntó: 'Si tuvieras USD 250,000, ¿qué harías con eso'?", recuerda Van Jones en una entrevista. "Mi mujer dijo que él debería poner paneles solares en toda la ciudad de Oakland".
Y así fue como nació Powerhouse, una incubadora de empresas dedicada a poner en contacto a emprendedores de energías limpias y a potenciales emprendedores. Desde entonces la empresa ha ayudado a 43 start-ups a desarrollar su actividad empresarial en un contexto donde los fondos para energías verdes han disminuido al mismo tiempo que el presidente Trump está haciendo esfuerzos para recortar los fondos procedentes del Departamento de Energía del país.Las compañías solares emergentes están confiando en la figura del angel investor (ángel inversor) -millonarios que dan dinero para proyectos sin recibir nada a cambio- con el fin de asistir a fundaciones y familias en el inicio de sus actividades. Este proyecto ha ayudado a que Oakland, al otro lado de la Bahía de San Francisco, se convirtiera en un lugar para desarrollar tecnologías limpias con trece empresas y seis organizaciones industriales trabajando muy cerca de las oficinas de Powerhouse.
Gracias a la donación de Prince, Jones pudo traer a Billy Parish, fundador y jefe ejecutivo de Solar Mosaic. El hombre trasladó su compañía a Oakland, y allí conoció a Emily Kirsch, una activista centrada en temas de medio ambiente que trabajaba en el Centro por los Derechos Humanos Ella Baker, una organización sin ánimo de lucro que Jones cofundó.
Kirsch trabajó con Solar Mosaic en sus primeros cuatro proyectos y entonces tuvo la idea de ganar dinero ayudando a empresas de nueva creación. "Si mi apoyo podía ayudar a una empresa, ¿por qué una red de compañías no podrían ayudar a diez o a cincuenta start-ups?", compartió Kirsch, de 31 años.
Y aquí acabó la historia de Prince, que murió en abril de 2016 a los 57 años. Jones dice que el artista quería implicarse en el proyecto de forma anónima.
En un principio Powerhouse empezó su actividad empresarial en las oficinas de otra compañía emergente de energía solar, Sungevity Inc.
La incubadora empezó como una empresa de capital de riesgo dedicada a los proyectos solares y de bio gas. Trump ya ha advertido que quiere recortar los fondos del Departamento de Energía, lo que supondría una reducción del número de inversionistas dispuestos a apostar por esta industria. Ningún portavoz de la oficina gubernamental ha hablado públicamente al resp"Los turistas están afuera", asegura Nancy Pfund, fundadora y directora general de DBL Partners, una firma de capital de riesgo enfocada en las tecnologías renovables que apoyó a compañías como Elon Musk y Tesla.
Pese a eso, Powerhouse se está desarrollando bien. Kirsch afirma que se está haciendo dinero y prefiere no hablar mucho de este tema. La mitad de los emprendedores están respaldados por mujeres y por minorías, según explica Kirsch. Esas compañías incluyen:
– BrightCurrent, que ofrece servicios de marketing y atención al cliente para el manejo de las energías renovables en casa.
– PVComplete, que diseña proyectos de energía solar para otras compañías.
– UtilityAPI, que provee datos de energía a empresas de energía solar y almacenamiento.
– Hot 4 Solar, que ayuda a identificar en los vecindarios lugares donde colocar placas solares.
Para los emprendedores implicados, Powerhouse ha ayudado a cambiar sus rumbos profesionales después de ver que hay una brecha en el mercado. Al mismo tiempo han utilizado las habilidades de las grandes compañías como SunEdison Inc., ahora en bancarrota.
En SolarCity Corp., una empresa instaladora de placas solares que ahora forma parte de Tesla, George Zviagin quería desarrollar un software de previsiones de flujo de efectivo y producción energética. Mientras que los ejecutivos más veteranos veían con buenos ojos esta idea, el problema es que faltaban los fondos. Así que él se embarcó solo en este proyecto.
"Estaba en la compañía más grande del sector. Evalué la situación, vendí mis acciones y utilicé ese dinero para arrancar el primer año", explica Zviagin, que fundó Ra Power Management.
Powerhouse empezó su actividad empresarial en las oficinas de otra compañía emergente de energía solar, Sungevity (Wikipedia)
Powerhouse empezó su actividad empresarial en las oficinas de otra compañía emergente de energía solar, Sungevity (Wikipedia)
Claudia Eyzaguirra, cofundadora y directora general de PVComplete, emplea a once personas, cinco de las cuales son de Powerhouse.
El ejecutivo de BrightCurrent, John Bourne, que trabajaba en SunEdison, tiene en plantilla a 125 trabajadores, y unos ocho son de Powerhouse. "Somos como los hijos que regresamos a casa porque nos encanta vivir con nuestros padres", bromea Bourne.
En las oficinas de Powerhouse, que quedan a poca distancia de la central de Pandora Media Inc., la decoración es muy tecnológica, con mesas fabricadas con paneles solares reciclados. En la mesa del café hay una réplica del Halcón Milenario de la Guerra de las Galaxias y hay fotos hechas en Polaroid de los 107 miembros de la comunidad de Powerhouse por todas partes.
El sector continúa optimista, a pesar de los recortes. Después de un período de crecimiento muy rápido en la industria solar, algunos ejecutivos se muestran convencidos de que la industria puede seguir beneficiándose de especialistas gracias a compañías como Powerhouse, muy enfocadas a la financiación.