QUEEN


ABBA consigue el nº 1 en el Reino Unido con “Dancing queen”


Hacía dos años que gracias a “Waterloo” no sólo ganaron el Festival de Eurovisión, sino que se dieron a conocer en toda Europa, tanto era así, que en septiembre de 1976 atravesaban su mejor momento en el mercado discográfico internacional.El 4 de septiembre “Dancing queen” coronaba las listas del Reino Unido. La canción escrita por por Benni y Björn, fue también el único nº 1 de Billboard de la formación. Además alcanzaría el ansiado número 1 en otros trece países más. Suecia, Noruega, Alemania, Austria, Bélgica, Suiza, Irlanda, Países Bajos, Zimbabwe, Sudáfrica, México, Australia y Nueva Zelanda se rendirían a ante este tema.
En España se tendrían que conformar con el número 10 de la lista de Superventas en ese año. Pero lograrían el disco de platino en 1980, cuando en junio se lanzó la “Reina danzante”, la traducción como se puede comprobar literal al español del tema. Traducida por los argentinos Buddy y Mary McCluskey y grabada el 7 de enero de 1980 en los estudios Polar Music sería el segundo corte del álbum “Gracias por la Música”.
Si hubo un tiempo en que ABBA fue sinónimo para algunos de “lo hortera”, parece que ese tiempo pasó. Por un lado, el fenómeno ABBA arrastra, a pesar de que se separaron en 1983. Sus canciones continúan siendo auténticos himnos y se siguen utilizando en infinidad de bandas sonoras. ABBA y su música han tenido tanta personalidad que, en 1999 Catherine Johnson decidió crear un musical con todas las canciones del grupo sueco y más recientemente, en 2008, ha sido llevado a la gran pantalla protagonizada por la oscarizada Meryl Streep. Por otro lado, venden entre dos y tres millones de discos al año en todo el mundo, cifra que les ha situado en 360 millones de discos, tan solo por detrás de mitos como Elvis Presley y los mismísimos Beatles.
Lo que nadie puede negar es que ABBA ha escrito con letras de oro en el libro de la música actual. Ojalá no les entre la epidemia que sufren otros grupos de “regresitis”, porque en algunos casos cualquier tiempo pasado SÍ fue mejor.