ELVIS

Sun Records “vende” a Elvis a la RCA


El negocio consistía en alquilar sus estudios por poco dinero a músicos aficionados aspirantes a estrellas. Las más de las veces, Phillips se conformaba con entregar el vinilo a sus clientes a cambio de ingresar unos dólares en caja.
Pero, a veces, quienes pasaban por aquel estudio tenían eso tan escaso y tan difícil de reconocer en ocasiones que se llama talento. Y Phillips era un especialista en descubrirlo.
Y acertó. No una, sino varias veces. Descubrió para Sun Records a Carl Perkins, Johnny Cash, Jerry Lee Lewis y Elvis Presley, un joven camionero que grabó un disco para su madre y, luego, varias maquetas.
Sam Phillips apostó por él y lanzó la carrera de aquel chico blanco que era capaz de cantar y moverse con el mismo sentimiento y ritmo que los negros.
La cosa funcionó y en poco tiempo una de las grandes del negocio, la RCA, se interesó por aquel joven, por cuyo contrato llegó a pagar a su descubridor 35.000 dólares de entonces.
El 22 de noviembre de 1955 Phillips y los representantes de RCA estamparon su firma al pie del documento que cerraba el primer gran fichaje de la industria discográfica.